Skip to main content

Entre 8 y 12 años

24. Mi relación con mis padres II

Objetivos

Continuamos descubriendo cómo construir nuestra familia. Además, Dios nos promete grandes bendiciones si cumplimos el mandamiento de honrar y respetar a nuestros padres.

Reflexión

Como hijos que somos, nos corresponden unos deberes en relación con nuestros padres. En el tema pasado vimos algunos:

23. Mi relación con mis padres I

Objetivos

Comenzamos un bloque de temas sobre nuestras relaciones dentro de la familia, con nuestros padres y hermanos. La familia es un precioso don de Dios, una comunidad de vida y amor, nuestra mejor escuela. Aprender nuestros deberes como hijos en relación a nuestros padres.

Reflexión

22. El respeto a las cosas

Objetivos

Debemos respetar las cosas, los bienes nuestros y ajenos, como recursos que Dios nos ha confiado para nuestro bien y el bien común. Además el mandamiento "no robarás" prohíbe tomar retener o perjudicar el bien del prójimo injustamente.

Reflexión

21. El respeto a los demás

Objetivos

Todos los hombres deben ser respetados. Examinad cada una de las personas con las que nos relacionamos para descubrir si las respetamos o no.

Reflexión

En el tema pasado descubrimos que debemos respetar la creación, obra de Dios. El hombre es también obra de Dios, es criatura de Dios. Por tanto también debemos respetar a los hombres.

20. El respeto a la creación

Objetivos

Toda la creación es obra de Dios y es nuestra labor hacer buen uso de ella, cuidarla y respetarla. Descubrir si la estamos respetando o no.

Reflexión

(Se 0valorará la posibilidad de dar este tema al ‘aire libre’ donde se pueda contemplar y escuchar la naturaleza.)

19. El respeto a Dios

Objetivos

Comenzamos un nuevo bloque de temas sobre "nuestras relaciones personales". En la primera parte hablaremos de una cualidad que tiene que estar presente en nuestras relaciones: "el respeto".

El objetivo de hoy será aprender a respetar a Dios y a su nombre santo.

Reflexión

18. El Espíritu Santo y sus frutos

Objetivos

Completamos la obra del Espíritu Santo en el cristiano, descubriendo sus frutos. ¿Damos frutos del Espíritu Santo o no? Examinemos nuestra vida.

Reflexión

17. El Espíritu Santo y los dones y carismas

Objetivos

El profeta Isaías, al anunciar al Mesías, dice que "saldrá un vástago del tronco de Jesé, y un retoño de sus raíces brotará. Reposará sobre él el espíritu del Señor: espíritu de sabiduría e inteligencia, espíritu de consejo y fortaleza, espíritu de ciencia y temor del Señor" (Is 11,1). Son los dones del Espíritu con los que él nos lleva al crecimiento cristiano.

16. El Espíritu Santo y las virtudes

Objetivos

Aprender las tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad, que son la base del crecimiento cristiano. Estas virtudes son infundidas por el Espíritu Santo, que actúa en nosotros, las mantiene, las sostiene y las hace crecer.

Reflexión

15. El Espíritu Santo me capacita II

Objetivos

Como discípulos de Jesús estamos llamados a la conversión continua, lo que implica lucha contra el pecado. El Espíritu Santo nos capacita para esta lucha. Estamos llamados al amor y al perdón a Dios y a los otros, también el Espíritu Santo nos capacita para amar y perdonar.

Reflexión

Continuamos descubriendo para qué nos capacita el Espíritu Santo.

Distribuir contenido