Skip to main content
Tu valoración Promedio (17 votos)

Objetivos

Descubrir que la masturbación es un acto contrario a la voluntad de Dios para el hombre.

Reflexión

Cuando te dan una buena noticia, te gusta compartirla con los demás. Cuando te dan una mala noticia, si la compartes con los demás, empieza a no ser tan mala. Prueba a hacer un pastel muy rico y a comértelo tú solo, luego haz el mismo pastel de nuevo e invita a tus amigos a comerlo. ¿Qué pastel te gustó más? [...] Seguro que el pastel que compartiste con tus amigos. Con estos ejemplos quiero demostraros que los hombres necesitamos compartir, necesitamos demostrar amor y sentirnos amados, necesitamos vivir en sociedad y no como individuos aislados. Por eso no se puede tolerar un acto sexual que no sea expresión del amor entre dos personas. Me refiero a la masturbación.

La masturbación consiste en darse a sí mismo, solitariamente, el placer sexual por la excitación voluntaria de las partes genitales. En la masturbación no se encuentra el amor de la pareja, porque la persona se aísla para disfrutar él solo. Este acto deja muchas veces insatisfecho, conduce al vacío y al disgusto. Posiblemente pienses que no es para tanto, tal vez has oído decir a algunos compañeros del colegio que se masturban y que es genial. La realidad es que la masturbación busca el placer por el placer, no tiene en cuenta que el cuerpo es un regalo de Dios, que no nos pertenece, "¿o no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que está en vosotros y habéis recibido de Dios, y que no os pertenecéis?" (1 Co 6,19). Debemos guardar nuestro cuerpo igual que guardamos como un tesoro nuestra colección de cromos, coches, monedas,... o igual que guardamos nuestros zapatos nuevos para una ocasión especial. Nuestro cuerpo será un regalo para nuestra pareja con la que formaremos un matrimonio. Sé que es difícil ser valiente y decir que la masturbación está mal. Es difícil renunciar al placer, por eso es importante educar la voluntad y la disciplina, como veíamos en el tema pasado. Hay que resistir a la mentira de pensar que no hay nada malo en la masturbación. Jesús dice de Satanás que es "mentiroso y padre de la mentira" (Jn 8,44) y así el tentador engaña a muchos chicos y chicas con esta mentira. Puede que la masturbación no sea el pecado sexual más grave que puedes cometer, pero te hace esclavo, te habitúa a una sexualidad egoísta e inmediata y asfixia tu vida espiritual.

La masturbación se da con más frecuencia entre los chicos que en las chicas. Esto es principalmente porque los chicos en la pubertad experimentan de forma placentera erecciones espontáneas y poluciones involuntarias, generalmente por la noche. Sin embargo, las chicas, con la pubertad y el desarrollo de los órganos sexuales descubren la menstruación, que no está relacionada con el placer.

No es masturbación la eyaculación nocturna que se produce de forma inconsciente e involuntaria, ni una erección del pene espontánea, que no tiene alcance moral ni espiritual. La eyaculación nocturna o polución, es la forma en que el cuerpo de los chicos reacciona de manera sabia (porque sabio es su Creador, Dios) para liberar el exceso de esperma.

En ocasiones, para conseguir ese placer egoísta de la masturbación, el hombre o la mujer se acompañan de películas, revistas, imágenes, sonidos, pensamientos y deseos contra el sexto mandamiento. Todo ello ensucia nuestra alma y nuestro corazón y son manchas difíciles de sacar.

En otras ocasiones algunos chicos o chicas recurren a la masturbación porque se sienten solos, tristes, angustiados... Jesús nos dice: "Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados, y yo os daré descanso" (Mt 11,28). Jesús no nos olvida: "¿Acaso olvida una mujer a su niño de pecho sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Pues aunque ésas llegasen a olvidar, yo no te olvido" (Is 49,15). Buscad también el consejo de vuestros padres y educadores. No tengáis miedo, porque Dios está deseando perdonarnos. Jesús nos dice: "no he venido para juzgar al mundo, sino para salvar al mundo" (Jn 12,47).

AdjuntoTamaño
2008_19_dinamica.doc41 KB