Skip to main content
Tu valoración Promedio (22 votos)

Objetivos

Aprender a descifrar los valores que transmiten las canciones y descubrir si nos convienen o no.

Reflexión

Hemos visto que el sonido de las canciones influye en toda nuestra persona: cuerpo, alma y espíritu. Pero más nos influye la letra. ¿A quién le gusta cantar? [...] Decid cada uno una canción que os guste y si os sabéis el estribillo, cantadlo (Tomar nota de estas canciones, para descubrir luego que mensaje transmite cada canción).

Muchas veces cantamos, tarareamos el estribillo de una canción pegadiza y hasta lo memorizamos y no prestamos atención al mensaje de la canción. Otras veces la canción que nos gusta es en inglés y no entendemos lo que estamos repitiendo. ¿No creéis que es importante saber qué estamos diciendo?, ¿qué repetimos como loros?, ¿si está de acuerdo con los criterios de la Palabra de Dios que estamos aprendiendo?.Tenemos que aprender a ser críticos con la música que escuchamos, descubrir el mensaje que se esconde detrás de la letra de una canción. Las letras de las canciones son como poesías, que trasmiten un mensaje explícito (que se entiende muy bien) o implícito (que hay que adivinarlo por alguna palabra clave) La mayoría de las canciones pop cuentan historias de la vida de una persona. En estas historias siempre interviene alguno de estos elementos: amor, odio, rencor, perdón o no-perdón, infidelidad, violencia, drogas, sexo... y hasta el diablo es nombrado en algunas de ellas. Seguro que sabemos distinguir si una canción fomenta o no valores como la vida, el respeto a la naturaleza, a los padres, el cuidado del cuerpo, la castidad, la fidelidad, el perdón...

Al examinar la letra de las canciones descubrirás que muchas canciones no nos enseñan valores morales, ni criterios de la Palabra de Dios, y además influyen en nuestra mente, en nuestros pensamientos y voluntad, haciéndonos creer que estamos anticuados, que no pasa nada por cambiar nuestros criterios (que son los verdaderos),... Si escuchamos siempre las mismas canciones y éstas no trasmiten un mensaje adecuado, puede ocurrir que acabemos convenciéndonos de que el mensaje de la canción era el correcto. Además la repetición de las letras en nuestra la mente, nos puede llevar a tener actuaciones que no son libres sino influencia de estas letras. Prestemos atención a lo que escuchamos y cantamos: " Quien tenga oídos para oír, que oiga." (Mc 4,9) solía decir Jesús. Así que, ¡abrid los oídos!. Examinemos algunas canciones.

Por ejemplo:

  • "Ellos son el tesoro, ellos son la alegría, es por ellos que la vida se vuelve más dulce, se vive mejor. Son los hijos la bendición, el regalo de nuestro amor, nos enseñan cómo amar, cómo abrir nuestro corazón. Son los hijos la bendición, el milagro de nuestro amor, son la esencia del hogar, un regalo de Dios". ¿Qué nos transmite? [...] Un criterio verdadero: los hijos son un regalo de Dios para un matrimonio, son alegría, son vida... Hoy en día se piensa que los hijos son una carga, pero la canción dice todo lo contrario.
  • "Salimos de la cárcel, metemos la primera... chirrían las cuatro ruedas. Vamos marcando el paso, vamos rompiendo el hielo, no hacemos ni puto caso de las señales del cielo... Nos comemos la noche cacho a cacho gramo a gramo... La vida es un minuto, no pasa tan deprisa, por si acaso disfruto... "Son unos que salen de la cárcel, que consumen drogas (gramo a gramo), que conducen a toda velocidad con droga en el cuerpo, que sólo pretenden "disfrutar" de la vida, sin tener en cuenta si lo que hacen les ayuda a sí mismos, a los demás y si agrada a Dios. Todo lo contrario a "Que cada uno de vosotros sepa poseer su cuerpo con santidad y honor, y no dominado por la pasión, como hacen los gentiles que no conocen a Dios" (1 Ts 4, 5) Además observar que en las canciones se utilizan palabrotas, y las palabrotas son de mal gusto, hacen daño a la otra persona y Dios nos aconseja diciendo: "Guarda del mal tu lengua" (Sl 34, 14)
  • "Hoy no me puedo levantar, el fin de semana me dejó fatal, toda la noche sin dormir, bebiendo, fumando y sin parar de reír " ¿Qué os parece? Vaya forma de "invertir" el fin de semana.
  • "Antes muerta que sencilla, ay que sencilla, ay que sencilla" Pero Dios busca a los sencillos y no a los soberbios. "El Señor derribó del trono a los poderosos, y en su lugar hizo sentar a los sencillos" (Si 10,14). "Sed, pues, prudentes como las serpientes, y sencillos como las palomas." (Mt 10,16)
  • "I'm on the highway to hell" (Voy por la autopista hacia el infierno). Este tipo de letras no sólo influye en nuestra mente, sino también en nuestro espíritu. Porque como dice San Pablo "somos ciudadanos del cielo" (Flp 3,20) y sólo el hecho de pronunciar lo contrario ya nos influye.
  • "Pues nadie te ama como yo, pues nadie te ama como yo, mira la cruz, esa es mi mas grande prueba, nadie te ama como yo". (Yo, se refiere a Jesús) Esta canción nos habla del amor de Dios y de su hijo Jesús, esta canción influye en tu espíritu y te acerca a Dios.
  • "God is good all the time … he has promised to never leave you…" (Dios es bueno todo el tiempo, Él ha prometido que nunca te abandonará) Esta canción también te ayuda a seguir a Dios.
  •  

 

AdjuntoTamaño
2007_34_dinamica.doc34.5 KB