Skip to main content
Tu valoración Promedio (6 votos)

Objetivos

Comenzamos un nuevo bloque de temas, ahora sobre la música. El objetivo es descubrir que la música ejerce una influencia sobre nosotros, unas veces positiva y otras negativa. Debemos aprender a examinar las letras y los sonidos de las canciones y a quedarnos con lo bueno.

Reflexión

Dios creó el mar y le dio un sonido especial. [Hacer el sonido del mar] Así cuando escuchamos el sonido del mar, lo reconocemos, aún sin verlo. Dios hizo que el agua de las nubes cayera sobre la tierra y lo llamamos lluvia. Hoy está lloviendo y escucho el sonido de la lluvia que cae suavemente sobre la tierra, sobre las plantas, sobre las casas y las refresca. Me gusta el sonido de la lluvia, ¿y a ti? ¿Reconoces la lluvia aunque no la veas? [...] A veces la lluvia cae muy fuerte con rayos y truenos y entonces no nos resulta agradable, nos pone nerviosos e intranquilos. Dios creó los pájaros y a cada uno le dio un canto diferente. Por último, Dios creó al hombre y le dio las cuerdas vocales para poder hablar y así comunicarse con todos los seres vivos. El hombre descubrió que también podía cantar, podía dar sonidos diferentes a cada palabra. [Probar a decir una frase cantando] Después inventó los instrumentos musicales, como el tambor, la trompeta, la flauta.... [enumerar instrumentos musicales] [Llevar instrumentos musicales y tocarlos] Y así nació la música. La música pues es un regalo de Dios, y por tanto es en sí misma buena. "Vio Dios cuanto había hecho, y todo estaba muy bien" (Gn 1,31)

Busquemos la definición de música en el diccionario." 1. Melodía, ritmo y armonía, combinados. 2. Sucesión de sonidos modulados para recrear el oído.3. Concierto de instrumentos o voces, o de ambas cosas a la vez. 4. Arte de combinar los sonidos de la voz humana o de los instrumentos, o de unos y otros a la vez, de suerte que produzcan deleite, conmoviendo la sensibilidad, ya sea alegre, ya tristemente." (Diccionario de la Real Academia Española). Dice que la música produce deleite. La música te conmueve, te puede producir alegría o tristeza, descanso o estrés, sosiego y paz o todo lo contrario. ¿Es cierto? [...] [Poned ejemplos]

¿Os gusta la música? [...] A mí me gusta escuchar una cascada de agua, me encanta el sonido del arpa, y me gusta escuchar algunas canciones. Pero he descubierto que no todas las canciones me gustan, bien porque su letra me parece horrorosa o bien porque el sonido de la canción es ruidoso y desagradable y no produce paz y alegría.

El hombre tiene en sus manos el regalo de la música, y lo puede utilizar para bien o para mal. Puede hacer con la música grandes canciones, que anuncien su amor y su grandeza o puede hacer canciones que hablen en contra de su Palabra. Dice la Palabra de Dios: "Recitad entre vosotros salmos, himnos y cánticos inspirados; cantad y salmodiad en vuestro corazón al Señor, dando gracias siempre y por todo a Dios Padre, en nombre de nuestro Señor Jesucristo." (Ef 5,19-20) "Aclama a Yahvé, tierra entera, gritad alegres, gozosos, cantad! Tañed a Yahvé con la cítara, con la cítara al son de instrumentos; al son de trompetas y del cuerno aclamad ante el rey Yahvé." (Sl 98,4-6)

La música está siempre presente en nuestra sociedad y debemos saber distinguir qué música nos conviene y qué música no nos conviene. Si te levantas por la mañana con el despertador de la radio, seguro que escuchas música. Durante el camino al colegio escucharás el ruido de los coches mezclado con el sonido de un río o de los pájaros. Si entras a un supermercado a comprar, seguro que escucharás música de fondo. Si ves una película, descubrirás que muchas imágenes van acompañadas de música. Además seguro que escuchas música en tu radio-cassette o mini-cadena.

¿Examinas lo que escuchas? [...] ¿Te has parado a pensar en lo que dicen las letras de las canciones? [...] ¿Sabes qué sensaciones y sentimientos te produce la música? [...] De todo esto hablaremos en los próximos temas.

AdjuntoTamaño
2007_32_dinamica.doc33 KB