Skip to main content
Tu valoración Promedio (16 votos)

Objetivos

Aprender las tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad, que son la base del crecimiento cristiano. Estas virtudes son infundidas por el Espíritu Santo, que actúa en nosotros, las mantiene, las sostiene y las hace crecer.

Reflexión

Hemos visto que el Espíritu Santo nos capacita para obrar como hijos de Dios. Nos capacita si nosotros queremos y estamos dispuestos a vivir como hijos de Dios. ¿Estáis dispuestos? [...] Recordemos ¿para qué nos capacita? [...]
    para orar
    para entender, aceptar y poner en práctica la Palabra de Dios,
    para resistir las tentaciones,
    para cambiar las malas intenciones de nuestro corazón y los criterios de nuestra mente,
    para amar a Dios y a los demás,
    para perdonar siempre y a todos,
    para luchar contra nuestro pecado.
    ...

Yo creo que nos conviene que el Espíritu Santo esté con nosotros; es una gran ayuda ¿verdad?. Pero aún hay más. Nos falta algo muy importante que el Espíritu Santo nos da y se encarga de mantener, de sostener y de llevar al crecimiento: la fe, la esperanza y la caridad, conocidas como virtudes teologales.

¿Qué es una virtud? Es una cualidad personal que se considera buena y correcta. Las virtudes nos permiten realizar actos buenos y nos hacen dar lo mejor de nosotros mismos. Vamos todos a pensar y a buscar una virtud en nosotros. Por ejemplo: ser ordenado, tener paciencia, tener mucha memoria... Estas virtudes humanas se adquieren con la educación, con esfuerzo, con actos de la voluntad... y con la ayuda de Dios. Por ejemplo: imagínate que no tienes paciencia, pero te esfuerzas y practicas la paciencia con tu hermano que te ha perdido un juguete, con tu mamá que enchufa el aspirador cuando más te molesta, con ese compañero de clase que juega en tu equipo de fútbol y no sabe pasar el balón... Poco a poco serás una persona paciente. Además el hombre que pone en práctica las virtudes es feliz al hacerlo.

Las virtudes teologales son un regalo de Dios para que seamos capaces de obrar como hijos suyos y alcanzar la vida eterna Son tres: FE, ESPERANZA Y CARIDAD. (cf 1 Co 13,13). El Espíritu Santo nos ayuda a vivir estas virtudes, a ponerlas en práctica y así van creciendo. El Espíritu Santo sería como el agua, y la luz, y el abono que hace que una semilla vaya creciendo y sea una preciosa planta. Así hace crecer la fe, esperanza y caridad (pero siempre con nuestra colaboración).

¿Qué es la fe? "La fe es la garantía de lo que se espera; la prueba de las realidades que no se ven" (Hb 11,1). La fe es la convicción de que existen las cosas que esperamos. Tenemos fe en Dios, es decir, creemos que Dios existe, confiamos en Dios, nos fiamos de Dios y sabemos que no nos va a fallar. La fe es contraria a la duda y el miedo. La fe nos ayuda a enfrentar cualquier problema de la vida. ¿Quién sabe poner un ejemplo de fe? [...] En los evangelios aparecen muchos ejemplos: "Pero al instante les habló Jesús diciendo: ‘¡Ánimo!, soy yo; no temáis’. Pedro le respondió: ‘Señor, si eres tú, mándame ir hacia ti sobre las aguas’. ‘¡Ven!’, le dijo. Bajó Pedro de la barca y se puso a caminar sobre las aguas, yendo hacia Jesús. " (Mt 14,27-29). Pedro tuvo fe en Jesucristo.

¿Qué es la esperanza? Es la virtud teologal por la que aspiramos al Reino de los cielos y a la vida eterna como felicidad nuestra, poniendo nuestra confianza en las promesas de Cristo y apoyándonos no en nuestras fuerzas, sino en los auxilios del Espíritu Santo. La esperanza se refiere al futuro y la fe al presente. Por ejemplo: Abraham "esperando contra toda esperanza, creyó y fue hecho padre de muchas naciones" (Rm 4,18)

¿Qué es la caridad? La caridad es la virtud teologal por la cual amamos a Dios sobre todas las cosas, por lo que es él mismo, y a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Dice la palabra de Dios "Si no tengo caridad, nada soy ....si no tengo caridad, nada me aprovecha" (1 Co 13,2-3). Así pues corramos a practicar la caridad, que es generosa, gratuita, paciente, servicial...

AdjuntoTamaño
16_El_Espíritu_Santo_y_las_.doc44 KB