Skip to main content
Tu valoración Promedio (49 votos)

Objetivos

La Santidad de Dios no es sólo un atributo de Dios, es inseparable de Él. La santidad incluye todo lo que Dios es y posee. Santidad es ausencia de todo pecado. Nosotros también estamos llamados a ser santos.

Reflexión

"Santo": ¿Qué significa? [...] perfecto, libre de toda culpa. Santo es una palabra muy corta, tiene sólo dos sílabas SAN-TO, pero en ella hay un significado muy grande. Veamos.

"Perfecto" ¿empleáis esa palabra alguna vez? [...] Por ejemplo:
- El ejercicio de matemáticas me ha salido perfecto. Queremos decir que hemos encontrado la solución y es la correcta.
- Nos ponemos unos pantalones y decimos "me quedan perfectos". Quiere decir que nos encajan, nos quedan impecables, que nos vienen bien de largo y de ancho.
- ...
 

"Perfecto" tiene muchos sinónimos: completo, acabado, correcto, excelente, impecable, maravilloso, magnífico, estupendo, inmejorable, insuperable. ¿Conocéis a alguien "perfecto", es decir a alguien que reúna todas las características anteriores como inmejorable, insuperable, excelente..?. Podéis estar pensando en algún actor, algún famoso científico o deportista, son muy buenos en aquello en lo que destacan sobre los demás pero NO son perfectos en todo. Perfecto sólo hay uno y es... Dios. Dios es la perfección total. Dios es perfecto en todo lo que hace, en todo lo que piensa y en todo lo que dice.

"Libre de culpa", sin ningún pecado. Pecado es todo aquello que hacemos, decimos o pensamos que ofende a Dios. ¿Conocéis a alguien sin pecado? [...] Como vimos el curso pasado, todos pecamos. "Si decimos: «No tenemos pecado», nos engañamos y la verdad no está en nosotros." (1 Jn 1,8) Todos hacemos y decimos cosas malas y feas. Y otras que debiéramos hacer, no las hacemos. Por ejemplo:
- ¿Qué cosas creéis que decimos o hacemos mal?
[Insultar, pegarnos, desobedecer a nuestros padres o profesores, mentir, criticar,...]
- Y ¿qué cosas deberíamos hacer y no hacemos?
[Estudiar, ayudar a nuestros compañeros del colegio, respetar a nuestros padres, rezar,...]
 

Pero Dios está libre de pecado. Dios no puede pecar ni tolera el pecado. Por eso Dios es santo. Así lo dice en la Palabra de Dios: "Y se gritaban el uno al otro: "Santo, santo, santo, el Señor Dios: llena está toda la tierra de su gloria" (Is 6,3). "Porque soy Dios, no hombre; en medio de ti yo el Santo" (Os 11,9).

Recuerdo la primera vez que volé en avión, fue genial; subes atravesando las nubes, dejando atrás las casas, los campos, el mar, los habitantes,... y quedas flotando en el aire, viendo nubes de toda clase y algún rayo de sol. Te sientes pequeño e insignificante ante la inmensidad del cielo. Me sentí impresionada (y con ganas de repetir). Seguro que vosotros también podéis contar alguna experiencia impresionante. Pues bien, cuando nos encontramos con Dios Santo, también deberíamos impresionarnos, vernos pecadores, pequeños, frágiles ante alguien tan grande, tan perfecto y extraordinario. Entonces, ¿qué tenemos que hacer?: le pedimos perdón y suplicamos que nos haga a nosotros también santos para poder estar en su presencia (porque como Dios es santo, no le gusta el pecado).

Por último, Dios dijo: "Sed santos porque yo soy santo" (Lv 11,45) Eso significa que tenemos que esforzarnos cada día por vivir sin cometer pecado, agradando a Dios en todo. Contamos con la fuerza de Dios, y sabemos que si estamos arrepentidos, Él perdona nuestros pecados.

AdjuntoTamaño
2005_09_dinamica.doc30.5 KB