Skip to main content
Tu valoración Promedio (45 votos)

Objetivos

Descubrir el significado del adjetivo "fiel". Observar si nuestros comportamientos son de fidelidad o no, si somos fieles a los mandamientos de Dios, ... y aunque nosotros no somos siempre fieles, Dios es fiel. Dios siempre cumple sus promesas.

Reflexión

Vamos a buscar la palabra fiel en un diccionario. ¿Qué dice? [...] 1. Que cumple sus compromisos: por ejemplo" amigo fiel". 2. Exacto, conforme a la verdad: por ejemplo "relato fiel a los hechos".

Ahora ya sabemos que significa ser fiel, pongamos ejemplos de situaciones en las que somos fieles:
- Vas al colegio todos los días (menos los festivos), cumples con el horario, no llegas tarde a clase, asistes a todas las clases: eres fiel.
- Tu mamá te dice que no comas más chucherías y tú le contestas: "De acuerdo mamá, no comeré más chucherías". Cumples la promesa que has hecho a tu madre y no comes más chucherías: eres fiel.
- Has estado viendo un partido de fútbol en el colegio y luego se lo cuentas a un amigo, le cuentas los goles, las faltas cometidas, la actuación del árbitro... y lo cuentas sin mentir, sin inventar información: eres fiel.
- Nunca olvidas el cumpleaños de tus padres y cada año cuando llega la fecha los felicitas: eres fiel a ese compromiso.
- Rezas todas las noches a nuestro Padre Dios: eres fiel en esto a Dios.
- Perdonas a los demás: eres fiel al mandamiento de Jesús que dice que hay que perdonar las ofensas (Mt 18,21).
- ....

Pero no siempre somos fieles ¿verdad?[...] A veces:
- Llegamos tarde a clase. Algún día no hacemos los deberes, no cumplimos con nuestra obligación de estudiantes: no somos fieles.
- No cumplimos las promesas que hacemos a nuestros padres, como "no pegaré a mi hermano", "apagaré la televisión antes"...
- Cuando contamos algo que hemos visto o que nos ha sucedido, no siempre decimos la verdad completa.
- Nos olvidamos de orar a nuestro Dios o buscamos excusas para no hacerlo.
- ....

En ocasiones somos fieles y en otras no, pero Dios es siempre fiel. Dios siempre cumple sus promesas. Dios siempre dice la verdad. Dios no miente. La Palabra de Dios afirma: "Fiel es el que os llama" (1 Ts 5,24). Dios es fiel con los hombres aunque los hombres no seamos fieles con Dios. Porque Dios mantiene su amor por mil generaciones (cf. Ex 34,7) y aunque le fallemos, Él no falla. Dios nos muestra su fidelidad cada día, en cosas pequeñas y en cosas grandes. A Abraham le mostró su fidelidad en algo muy grande:
- Dios prometió a Abraham que tendría una gran descendencia (los descendientes son nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos y así sucesivamente) Abraham creyó en la promesa de Dios y la promesa de Dios se cumplió: Dios dio a Abraham y a su mujer Sara un hijo. "Yahvé visitó a Sara como había dicho, e hizo por ella lo que había prometido. Concibió Sara y dio a Abrahán un hijo en su vejez, en el plazo predicho por Dios. Abrahán puso al hijo que le había nacido y que le trajo Sara el nombre de Isaac. (Gn 21,1-4) ¡Dios fue fiel a Abraham y a Sara! Y también es fiel con nosotros.
- Dios es fiel y podemos decir como decía Tobit (un personaje del Antiguo testamento): "Creo que cuanto ha dicho Dios se cumplirá, sucederá y no fallará ni una de sus palabras" (Tb 14,4) No siempre se cumplen las promesas de Dios en el acto o al día siguiente. A veces hay que esperar, como Abraham que esperó varios años con confianza en Dios, hasta que tuvo a su hijo Isaac.

Durante esta semana vamos a esforzarnos en ser fieles a nuestras obligaciones: estudiar, ir a clase,... y hablar todas las noches con nuestro Padre Dios.

AdjuntoTamaño
07 Dios es fiel.doc35 KB