Skip to main content
Tu valoración Promedio (44 votos)

Objetivos

Además de ser criaturas de Dios, somos sus hijos. El objetivo de esta reflexión es darnos cuenta de este gran privilegio, de este gran regalo de valor incalculable. Somos hijos de Dios por su gracia y su amor. Para conservar este título es preciso luchar contra el pecado.

Reflexión

Hemos visto que Dios nos ha creado, somos sus criaturas. Y nos ha creado diferentes a los animales, a las plantas, al sol,... ¿verdad?[...] Somos criaturas superiores al resto de los seres del mundo físico, tan superiores que Dios ha querido tratarnos como hijos y que fuéramos sus hijos. Suena raro eso de que somos hijos de Dios, pero es cierto. "Mirad cuanto amor nos ha dado el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos! " (1 Jn 3,1)

Imaginad un médico muy famoso en la ciudad, este médico tiene un hijo que se llama David. Cuando David pasea por las calles de la ciudad todos le conocen y le dicen: "es David, el hijo del médico" y David se siente muy orgulloso y contento. ¿Os ha pasado a vosotros que os reconocen porque sois hijos de... ?[...] ¿Os sentís orgullosos? [...] Otra pregunta: ¿conocéis al hijo del rey de vuestra nación o al hijo del primer presidente de vuestra nación? [...] ¿Es famoso?[...] ¿Es importante?[...] Sí, porque es el hijo de un rey o de un gobernante, ¿Se siente contento y afortunado? [...] Supongo que sí, aunque a veces esté cansado de tantos asuntos sociales o políticos. Pues, nosotros somos también hijos de un Rey, somos hijos de alguien que tiene mucho poder,... somos hijos de ¡Dios!. ¿Nos sentimos contentos, afortunados?[...] A lo mejor nunca lo habíamos pensado, pero ahora ya los sabemos.

A ver Pablo ¿qué te gustaría ser de mayor?[...] y a ti Marta ¿qué te gustaría ser de mayor?[...] ¿Hay alguien que quiera ser abogado o médico o arquitecto o veterinario o fontanero o mecánico...? [...] y ¿qué tendremos que hacer para llegar a serlo?[...]

- estudiar mucho

- esforzarnos

- dedicar tiempo

- ahorrar dinero para poder pagar los estudios, los libros,...

- tener capacidades

- esperar muchos años, porque primero tenemos que ir al colegio y luego a la universidad

- ...

Entonces conseguir un título lleva tiempo, esfuerzo, dinero.. . Pues, tengo que daros una sorpresa porque tenemos un título de "hijos de Dios" que no nos ha costado esfuerzo, ni dinero, y con 8 años o con 10 años ya lo tenemos. Dios nos lo ha dado porque nos quiere mucho. Pero a cambio, nuestro Padre Dios quiere que nos portemos como hijos: obedientes a su Palabra, que hagamos el bien y no el mal. ¿Estáis dispuestos a conservar vuestro título de "hijos de Dios"?[...]

Y por último si somos hijos de Dios, también somos sus herederos. Dice la Palabra de Dios "De modo que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero por voluntad de Dios" (Gal 4,5-7) Y en otro sitio lo repite:"somos hijos de Dios. Y, si hijos, también herederos: herederos de Dios y coherederos de Cristo" (Rm 8,16-17). ¿Qué es heredar? [...] Por ejemplo: tu papá y tú mamá tienen una casa; cuando se mueran, dice la ley que la casa pasa a ser de los hijos, entonces el hijo ha heredado, ha recibido, la casa de sus padres. Los hijos heredan, reciben, los bienes, las propiedades de los padres. Así, nosotros recibiremos los bienes del cielo de nuestro Padre Dios. Ahora no lo entendemos, porque es muy difícil entender las cosas espirituales, pero ya lo entenderemos y será mejor de lo ahora imaginamos.

AdjuntoTamaño
03 Somos hijos de Dios(ok).doc30.5 KB