Skip to main content

33. Aprovechad bien el tiempo presente (II)

Tu valoración Promedio (1 vote)

Objetivos

Descubrir las dificultades para aprovechar bien el tiempo, una de ellas es la pereza. Comenzar a detectar la pereza y luchar contra ella.

Reflexión

Hemos visto que hay que aprovechar el tiempo presente. A veces es una tarea difícil que requiere esfuerzo y disciplina. Sería como subir a la cima de una montaña, que requiere no sólo esfuerzo físico sino también fuerza de voluntad.

¿Habéis subido alguna vez a la cima de una montaña?[...] Describid vuestra experiencia. Podría ser algo así.

Llegamos a un valle muy largo con un gran pico al fondo y un río, que desciende de la montaña atravesando todo el valle. Muy animados, caminamos hasta el pie del pico y comenzamos a subir. Estamos cansados, nos duelen los pies y se nos ha acabado el agua. Nos desanimamos. Pero haciendo un esfuerzo, poniendo en marcha la voluntad, seguimos adelante. Encontramos una sombra y nos paramos a comer. Con nuevas fuerzas seguimos subiendo. Ahora el camino comienza a ser más empinado, con más piedras. ¡Ánimo!, ya queda poco. El cansancio es cada vez mayor. ¡Por fin hemos llegado!. Es impresionante. Estamos en la cima y desde aquí se pueden ver otros valles con sus montañas. ¡Ha merecido la pena el esfuerzo!. Aprovechamos para hacer unas fotos, tomar aire puro, dar gracias a Dios por la naturaleza, sentir la paz de estar en medio de su creación,...

Bien, hemos superado las dificultades que hemos encontrado (el calor, el cansancio, la falta de agua, las piedras del camino...) y hemos conseguido la meta que nos proponíamos: subir la montaña. Lo mismo ocurre cuando queremos aprovechar el tiempo, nos surgen dificultades y hay que intentar superarlas. ¿Qué dificultades creéis que pueden surgir? [...]

- las excusas: "ayer ya estudié, hoy voy a ver la tele"
- el cansancio
- simplemente no nos apetece hacer lo que debemos: "no me apetece leer este libro, prefiero jugar con la consola"
- ¡cuánto cuesta levantarse de la cama y empezar a funcionar!, prefiero estar tirado en la cama.
- ...

¿Qué podemos hacer para vencer estas dificultades y aprovechar bien el tiempo? Poner en marcha la voluntad, esforzarnos por hacer primero mis obligaciones y luego las actividades de ocio, mantener la disciplina en hábitos de trabajo y horarios, ser constantes. Y también, pedir a Jesús que nos ayude a vencer el cansancio, a levantarnos de la cama, a sentarnos delante de los libros, a ayudar en casa,...

Cuando negamos este esfuerzo para hacer lo que debemos, estamos cometiendo un pecado. ¿Quién sabe cómo se llama? [...]Pereza. ¿Creéis que le gustan a Jesús los perezosos? [...] Vamos a ver lo que dice la Palabra de Dios. ¿Recordáis la parábola de los talentos del tema pasado? A uno de los siervos, el señor le había entregado un talento y el siervo escondió el talento y no hizo nada con él. No aprovechó el talento. El señor cuando se entera le dice: "Siervo malo y perezoso... Quitadle, por tanto, el talento y dádselo al que tiene los diez talentos" (Mt 25,26.28) También el señor lo llama siervo inútil. Está claro que Jesús no quiere perezosos. Hay otras citas en la Biblia sobre la pereza: "¿Hasta cuándo dormirás, perezoso? ¿cuándo te levantarás de tu sueño? Un rato de sueño, un rato de siesta, un rato de descanso con los brazos cruzados y te llega la pobreza del vagabundo y la penuria del mendigo." (Pr 6,9-11) Es decir, al perezoso le espera la pobreza, porque el que no pone a producir los talentos que ha recibido se queda sin nada.

Que cada uno esta semana trate de vencer la pereza en alguna cosa determinada, como levantarse por la mañana o comenzar a hacer los deberes.

AdjuntoTamaño
2004_33_dinamica.doc43 KB