Skip to main content
Sin votos aún

Objetivos

Una forma de amar es sirviendo a los demás. Vamos a ver cómo ha de ser ese servicio, cuáles son sus características y qué consecuencias tiene el hecho de no realizar nuestro servicio correctamente.

Reflexión

¿Recordáis que en el tema pasado "pusimos la mesa" entre todos? [...] Éste era un ejemplo sencillo de cómo podemos servir a los demás. Cuando alguien nos pide algo, un servicio, podemos responder de muchas formas. ¿Cómo? [...] Inventad respuestas ante una petición: Paso, no tengo ganas. Sí, sí, ya voy (pero luego no vas). Bueno, te ayudo esta vez, pero la próxima no. ¡Genial! Me encanta poder ayudarte. Fin, ya he terminado. (Lo ha hecho rápido y mal). Fin, ya he terminado, lo he hecho lo mejor que he podido. ¿Contento? Ya te he devuelto el favor que me hiciste, ya no te debo nada. Yo solo no puedo ayudarte, pero no te preocupes, que voy a buscar a otro amigo y entre los dos lo conseguiremos. Que te ayude otro Vaya hoy me viene un poco mal, pero ya voy a cambiar los planes y te ayudo. Bueno, yo te ha ayudado. Ahora me debes un servicio. ¿Cuáles creéis que son las respuestas correctas de un "buen" servicio, que se hace por amor y no por ley o por obligación? [...] La número 4. Servir con ALEGRIA, con entusiasmo, con ganas. "con espíritu fervoroso; sirviendo al Señor; con la alegría de la esperanza" (Rm 12,11-12) La número 6. Servir con ESFUERZO, poniendo en marcha todas las capacidades que tenemos. Y con HUMILDAD, sin creernos por eso mejor que los demás. "El que da, con sencillez" (Rm 12,8) La número 8. Servir con UNIDAD, con otros. La número 10. Servir buscando NO MI INTERÉS sino el de los demás, sacrificando mis comodidades y mis gustos. "Nada hagáis por ambición, ni por vanagloria, sino con humildad, considerando a los demás como superiores a uno mismo, sin buscar el propio interés sino el de los demás. Tened entre vosotros los mismos sentimientos que Cristo" (Flp 2,3-5) En la número 11, sirve buscando recompensa, pero el servicio es GRATUITO, sin esperar nada a cambio. En la número 3, sirve quejándose, pero el servicio es SIN QUEJA, sin protestar. Todas estas características del servicio las encontramos en la Biblia en la primera carta de San Pablo (un discípulo de Jesús) a los Corintios en el capítulo 13, versículos del 4 al 7. "La caridad es paciente, es amable; la caridad no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; es decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se alegra con la verdad. Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta." ¿Qué pasaría si mamá o papá nos piden que pongamos la mesa y no lo hacemos? [...] ¿Qué pasa cuando no hacemos un servicio? Pueden ocurrir dos cosas: Se queda sin hacer. Otro lo hace en mi lugar. Si se queda sin hacer, es una pena, porque no hemos hecho aquello que Jesús y los demás nos estaban pidiendo y no hemos cumplido el mandamiento del amor al prójimo. ¿A que a ti te gustaría que te hubiesen ayudado? [...] Si otro lo ha hecho, puede que la próxima vez , ya no nos lo pidan a nosotros, ya no cuenten con nosotros. Vamos pues esta semana a servir correctamente, con todas las características que hemos aprendido.

AdjuntoTamaño
2004_23_dinamica.doc42 KB