Skip to main content
Tu valoración Promedio (1 vote)

Objetivos

Jesús no es un extraño, es hombre como nosotros, con las características propias de los hombres y llamado "el Hijo del hombre". En esta reflexión vamos a descubrir las características físicas, los sentimientos y la voluntad, la inteligencia y los orígenes que cada hombre tiene y Jesús también.

 Reflexión

Jesús quería estar muy muy cerca de los hombres, quería parecerse a nosotros. Por eso se hizo hombre. Y ¿qué es eso de ser hombre? [...] ¿Cuáles son las características de los hombres? [...] Las vamos a averiguar entre todos. Realizamos la dinámica. Después de realizar la dinámica ya podemos hacer una gran lista de características de los hombres, que son características que tiene Jesús. Físicas: Comemos todos los días; si no lo hiciéramos, no tendríamos fuerzas para ir al cole, jugar y estudiar. Nos cansamos si corremos y nos duele el cuerpo si hemos hecho mucho ejercicio. Tenemos sed cuando hace calor, cuando comemos algo salado. Si no bebiéramos agua nos moriríamos. Nuestro cuerpo necesita el agua. Respiramos Dormimos por las noches para descansar y recuperar energías para el día siguiente. ... Jesús también se cansa y bebe agua, mirad lo que dice el Evangelio de San Juan 4, 6-7 "Jesús como se había FATIGADO del camino, estaba SENTADO junto al pozo. Era alrededor de la hora sexta. Llega una mujer de Samaria a sacar agua. Jesús le dice: dame de BEBER" (Jn 4, 7). Orígenes Tenemos unos padres, abuelos Hemos nacido en una ciudad concreta, en un país concreto. Facultades: Inteligencia. Pensamos, podemos resolver un problema de matemáticas Tenemos memoria. Recordamos nombres y cumpleaños de nuestros amigos y a veces hasta sus teléfonos. Hemos aprendido cosas sencillas como los colores y cosas complicadas como todos los países del mundo. Tenemos voluntad para estudiar aunque no nos apetezca, para levantarnos por la mañana,... A Jesús cuando era joven lo encontraron en el Templo sentado en medio de los maestros, escuchándo y preguntando; todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas (cf. Lc 2, 46-47) Los sentimientos: Lloramos cuando nos tratan mal Nos sentimos alegres o tristes Sufrimos dolor o soledad Sentimos compasión por los demás, por los niños que no tienen un hogar o comida o escuelas... Jesús también lloró, escuchad lo que nos dice el Evangelio de San Juan 11, 35-36 Cuando María llegó donde estaba Jesús, al verle, cayó a sus pies y le dijo: - Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Viéndola llorar Jesús y que también lloraban los judíos que la acompañaban, se CONMOVIÓ interiormente, se turbó... Jesús derramó lágrimas.. Los judíos entonces decían:-Mirad cómo le quería -... Entonces Jesús se CONMOVIÓ de nuevo en su interior y fue al sepulcro.

AdjuntoTamaño
2004_03_dinamica.doc42 KB