Skip to main content
Tu valoración Promedio (1 vote)

Estimados lectores,

La fundación Palabra de Vida continúa este curso con nuevos temas en la sección "Dejad que los niños se acerquen a mí" (Mt 19,14). Cada año damos un paso más para conocer el amor de Dios, la cercanía de su hijo Jesucristo y la obra permanente del Espíritu Santo. Dios no puede dejar de amar a los hombres, de amarte a ti y su anhelo es que camines por sus caminos, que le busques a él y todo lo demás se te dará por añadidura (cf. Mt 6,33). Y para seguir sus caminos nos preguntamos, como el joven rico: "¿Qué he de hacer yo de bueno para conseguir la vida eterna?" (Mt 19,16). Jesús le respondió: "Si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos" (Mt 19, 17). Jesús resume así los mandamientos: "El primero es: Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor, amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No existe otro mandamiento mayor que éstos" (Mc 12,29-31).

En el primer bloque de temas descubriremos los diez mandamientos que nos llevan a la vida, que nos acercan a Dios y al prójimo. Dios nos anima diciendo: "Guarda los preceptos y los mandamientos que yo te prescribo hoy, para que seas feliz, tú y tus hijos después de ti, y prolongues tus días en la tierra que Yahvé tu Dios te da para siempre" (Dt 4,40). Esta promesa de Dios es para ti y Dios cumple sus promesas. Dios está deseando bendecir a todos sus hijos; a los niños, a los padres, a los abuelos, a los profesores, a los gobernantes, a .... Pero su promesa tiene una condición previa que ha de cumplirse: "si guardas mis mandamientos". Estos temas nos permitirán conocer los mandamientos de Dios y así poder guardarlos y recibir sus bendiciones.

En el segundo bloque de temas hablaremos de los amigos. Los amigos tiene un papel muy importante en esta etapa de vuestra vida, unas veces nos dejamos llevar por sus metas y otras somos nosotros los que debemos influir en ellos y no dejarnos arrastrar por sus ideales, si no coinciden con los nuestros. Hablaremos también del perdón, pieza clave en las relaciones personales: "Sed amables entre vosotros, compasivos, perdonándoos mutuamente como os perdonó Dios en Cristo" (Ef 4,32). El último bloque de temas será sobre los medios de comunicación, que día a día aumentan en nuestra sociedad y que debemos aprender a usarlos de forma adecuada.

Los temas semanales constarán de dos partes: una reflexión adecuada al lenguaje de los niños, con referencias a la palabra de Dios, y una dinámica que ayude a los niños a comprender y a poner en práctica el tema. Estos temas, elaborados para niños de 8 a 10 años, son fácilmente adaptables a niños de otras edades.

Padres y educadores, deseamos que estos temas os sean útiles para acercar a los niños a Jesús, para que, como él, crezcan "en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres" (Lc 2,52). Ellos son un tesoro puesto en nuestras manos y la voluntad del Padre es que ninguno se pierda (cf. Mt 18,14). Que el Espíritu Santo nos enseñe y capacite para esta gran labor.

Fraternalmente en Cristo,