Skip to main content

3. Los mandamientos de la Alianza de Dios

Tu valoración Promedio (53 votos)

Objetivos

Descubrir que los mandamientos son las normas del pacto, de la alianza que Dios hizo con su pueblo.

Reflexión

Un equipo de fútbol X quiere conseguir a un jugador J. El equipo pretende ganar más partidos con este jugador y llegar más arriba en la clasificación, el jugador a cambio conseguirá recompensa económica y social. Ambas partes obtienen un beneficio. Ambas partes llegan a un acuerdo, realizan un pacto y firman un contrato. El equipo de fútbol X se compromete a pagar un dinero al jugador durante un año, por ejemplo. El jugador J debe cumplir muchos requisitos, que lo van a beneficiar mucho. Debe pasar un examen médico detallado. Se compromete a entrenar, a jugar los partidos con su equipo y a no jugar en ningún otro equipo de fútbol. No debe realizar otros deportes de riesgo, porque si se rompe una rodilla o un tobillo... Debe cuidar su alimentación y no tomar drogas. Debe ser un contrato de muchas hojas que tiene como objetivo conseguir que el jugador sea bueno para que el equipo sea bueno. Existe un pacto entre el jugador y el equipo. En la vida, hay muchos ejemplos de pactos entre personas. Poned ejemplos. A veces ocurre que algunas de las dos partes rompe el pacto. Por ejemplo: el jugador no acude a los entrenamientos o el equipo no puede pagar al jugador.

Hace muchos años Dios también hizo un pacto con su pueblo Israel. Pero su pacto era muy diferente al del ejemplo anterior. Dios no buscaba su propio beneficio, sino el beneficio de la otra parte, nosotros. Dios no quería fama. Dios lo hace por amor al hombre, porque quiere que el hombre sea feliz, porque no puede ver sufrir al hombre, ver cómo camina por caminos equivocados. El pacto no era para un año o dos años. El pacto era para todos los hombres de todos los tiempos. Dios siempre cumplirá su parte del pacto. Este pacto de Dios con los hombres se llama Alianza. Dios se compromete a amar y proteger a su pueblo. El pueblo se compromete a amar, a escuchar y a obedecer a Dios. El pueblo se compromete a cumplir las normas que Dios da, los mandamientos. Estas normas serían como las normas del contrato del jugador. Para el pueblo significa mucho esta alianza: significa seguridad, paz, felicidad,...

¿Qué ocurrió? Supongo que todos conocéis a Moisés. Moisés, con el poder de Dios, sacó al pueblo de Israel de la esclavitud de Egipto. Después de pasar el mar Rojo, "Moisés subió al monte de Dios y Yahvé lo llamó desde el monte, y le dijo: «Habla así a la casa de Jacob y anuncia esto a los hijos de Israel: `Vosotros habéis visto lo que he hecho con los egipcios, y cómo os he llevado sobre alas de águila y os he traído a mí. Ahora, pues, si de veras me obedecéis y guardáis mi alianza, seréis mi propiedad personal entre todos los pueblos, porque mía es toda la tierra; seréis para mí un reino de sacerdotes y una nación santa.' Éstas son las palabras que has de decir a los israelitas» ... Todo el pueblo a una respondió: «Haremos todo cuanto ha dicho Yahvé»" (Ex 19, 3-8). Dios quería bendecir a su pueblo, por eso Dios dio a Moisés los diez mandamientos. Dios quería hacer de su pueblo un reino de sacerdotes, una nación santa. Dios quería hacer maravillas en medio de su pueblo (cf. Ex 34,10). "Moisés vino y transmitió al pueblo todas las palabras de Yahvé y todas sus normas. Y todo el pueblo respondió a una: «Cumpliremos todas las palabras que ha dicho Yahvé». Entonces Moisés escribió todas las palabras de Yahvé; ... Luego mandó a algunos jóvenes israelitas que ofreciesen holocaustos e inmolaran novillos como sacrificios de comunión para Yahvé. Moisés tomó... después el libro de la Alianza y lo leyó ante el pueblo, que respondió: «Obedeceremos y haremos todo cuanto ha dicho Yahvé». Entonces Moisés tomó la sangre, roció con ella al pueblo y dijo: «Ésta es la sangre de la Alianza que Yahvé ha hecho con vosotros, de acuerdo con todas estas palabras»" (Ex 24,3–8).

Tal vez podemos pensar que ese pacto sólo era válido para aquellos israelitas y que eso ya sucedió hace mucho tiempo. Pero Jesucristo nos dice que su propia sangre firma de nuevo esa Alianza. "Esta copa es la nueva Alianza en mi sangre, que se derrama por vosotros" (Lc 22,20). La carta a los Hebreos nos dice: "He aquí que vienen días, dice el Señor (Jesucristo), en que yo concluiré con la casa de Israel y con la casa de Judá una nueva alianza no como la alianza que hice con sus padres el día en que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto... Esta es la alianza que haré con la casa de Israel...: Pondré mis leyes en su mente, en sus corazones las grabaré; y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. ... me apiadaré de sus iniquidades y de sus pecados no me acordaré ya" (Hb 8,8-12).

Dios ha hecho una alianza con su pueblo. Dios ha hecho una alianza contigo y la quiere cumplir. Dios quiere que seas feliz, que seas un "buen jugador" ¿Estás dispuesto a cumplir tu parte de la alianza? [...] ¿Puedes decir como el pueblo de Israel "Obedeceré y haré todo cuanto ha dicho Yahvé"? Sé que es difícil, pero Dios no pide algo imposible, su Espíritu Santo te ayudará.

AdjuntoTamaño
2008_3_dinamica.doc30 KB